¿Cómo combatir el miedo y la ansiedad a ir al dentista?

 

La ansiedad dental y el pánico al dentista es un hecho real en nuestra sociedad. Sólo hay que preguntar a cualquier persona que le transmite la palabra “dentista” para saber que hay un verdadero temor a los tratamientos odontológicos. Sin embargo, no todas las clínicas dentales son igual de eficaces neutralizando los factores relacionados con la ansiedad y la fobia dental. Veamos cómo combatimos -y vencemos- en Sanz Clínica Dental el miedo y la fobia al dentista:

9

Ser conscientes que hay personas con auténtico pánico a ir al dentista

Parece una obviedad, pero lo más importante para que el paciente no tenga miedo a la visita al dentista es que queramos y sepamos entenderlo para así poder ayudarle con todos nuestros recursos. Si una clínica dental no considera en su protocolo el miedo al dentista como una variable a tener en cuenta en todas sus actuaciones, difícilmente serán capaces de neutralizarla. En pocas palabras: lo más importante para que alguien se sienta bien es desear que se sienta bien.

9

Romper con asociaciones y aprendizajes

Gran parte del miedo que tenemos a ciertas situaciones u objetos provienen de aprendizajes realizados a lo largo de la vida, es decir, de experiencias odontológicas negativas. Así, muchas personas admiten que el simple y clásico olor a dentista o el solo hecho de estar sentado en una clásica sala de espera le genera pánico.

¿Cómo se genera parte de este miedo? Sólo hay que explicar que un estímulo neutro, como puede ser un olor, una sala de espera, el color blanco de las paredes, las personas con bata, etc., quedan condicionadas a través de su asociación a un estímulo aversivo (que genera malestar), por ejemplo, el dolor que el dentista te causa al pincharte para anestesiar. O sea, el hecho de que detectamos una contingencia entre el olor y el consiguiente dolor del tratamiento genera el posterior acondicionamiento del olor, de modo que cuando posteriormente detectamos el olor de dentista nuestro cuerpo se estremece. Y esto con infinidad de estímulos a priori “neutros”.

Pues bien, nuestra técnica es tan sencilla como generar un contexto de estímulos nuevos y nunca antes condicionados: una clínica dental que no lo parezca, un olor diferente, uniformes que no parezcan de médicos, una sala de espera nada convencional, entretenimiento , música de hall de hotel, etc.

Aunque no seas consciente, tu cerebro empieza a descolocar y tu miedo no lo tiene tan fácil para sacar la cabeza…

9

Tener un equipo formado y sensible

Sin duda, el mejor recurso para combatir el malestar que sufrimos las personas suele venir del calor y del conocimiento humano. Tener un equipo de auténticas buenas personas, sensibles, con valores y que respeten y comprendan los pacientes es algo que facilita muchísimo el trabajo con personas con ciertos problemas psicoemocionales. De hecho, en Sanz Clínica Dental tenemos una política muy sencilla pero muy estricta en relación a nuestro equipo: queremos sólo a personas honestas, nobles, sensibles, respetuosas, responsables y que además sean o quieran ser los mejores en su. Quizás es complejo, pero creemos que sólo así daremos el servicio que deseamos. Además, si este personal está formado en atención a personas con problemas de ansiedad y/o pánico al dentista el resultado es infinitamente mejor que en otros contextos. Teniendo en cuenta que quien aquí os habla, psicólogo y no odontólogo, se desvive para conseguir que nuestra clínica dental sea la primera en hacer disfrutar a sus pacientes, podemos decir que nuestra clínica es, con muchísima diferencia, la clínica dental que más esfuerza por combatir el pánico al dentista y para conseguir que la odontología deje de ser algo temido por las personas.

9

Tener un protocolo especial basado en la evidencia

Si no hay método especial para atender al paciente con miedo al dentista, no habrá nadie ni nada que lo proteja. Parece otra obviedad, pero la atención a personas con miedo al dentista no puede depender exclusivamente de la pericia de un profesional, más cuando este profesional es dentista y no psicólogo. Si no hay método para él, no se le considera. Es como querer atender a una persona con movilidad reducida y no disponer de baños adaptados.

Por eso en nuestro caso, además de la pericia del profesional, contamos con procedimientos y protocolos que miman al detalle, analizando cada paso que da el paciente en nuestra clínica porque su reacción fóbica sea la menor posible. Así, desde el que ve en su paso por la clínica, hasta el que siente y huele, está controlado para una atención mejor y más detallista. Nuestro método está especialmente diseñado para detener la máximo número de estímulos que generan aversión y mantener, además, la atención y el pensamiento del paciente alejado de todo lo que le genera ansiedad o incluso fobia dental.

Así, nuestro modelo de atención contra la ansiedad dental se basa en la comunicación, la percepción de control, la distracción, la focalización sensorial y el uso de sustancias relajantes y/o sedantes. Veamos:

Comunicación: Establecer una buena comunicación entre el paciente ansioso y el personal de nuestra clínica es esencial para posteriormente poder realizar un tratamiento odontológico. Primeramente porque la simple conversación sobre la ansiedad con el personal clínico permite reducir estresores y bajar las defensas que acompañan la persona ansiosa. De hecho, una explicación sobre qué significa la ansiedad y el miedo consigue reducir notablemente la sintomatología ansiosa. Segundo porque la relación que establezca el odontólogo con el paciente es vital en el posterior tratamiento. El paciente necesita creer y confiar en el dentista, sin duda.

Percepción de control: la percepción de control se refiere a la valoración que tiene el paciente sobre el control de la situación. Dicho de manera sencilla, es el pensamiento sobre quién tiene el mando en el consultorio dental. En nuestro caso, permitimos a los pacientes llevar el tempo del tratamiento, cediéndoles incluso la capacidad de detener el tratamiento con un simple gesto previamente pactado. Otra manera de ceder el control a los pacientes, sobre todo en niños, es manteniéndolos al tanto de todo con explicaciones sobre lo que haremos en boca: mostrarlo-decirlo-hacerlo.

Distracción: tanto a las técnicas de anestesiar de la Dra. Sanz, como muchas explicaciones y acciones realizadas en el box, la distracción está fuertemente presente en nuestro día a día, siempre con la intención de bloquear tanto los pensamientos como la conducta ansiosa. Música, imágenes, cuentos, preguntas y otros recursos se utilizan en función de cada caso.

Focalización sensorial: mantener la persona centrada con la vista y el oído en estímulos externos permite alejarlo del tratamiento odontológico. ¿Cómo funciona? Pues si el cerebro está centrado en estímulos agradables externos se bloquea gran parte de la atención a vías del dolor y el malestar propios del tratamiento odontológico ¿Cómo lo hacemos? Pues aún más fácil: te ponemos la película, serie o documental que quieras al televisor que tenemos en el techo de cada box para que, junto con los auriculares de última generación, puedas incluso disfrutar de tu visita al dentista.

Uso de medicamentos: en casos extremos o cuando la voluntad del paciente sea no sufrir nada en absoluto, disponemos tanto de la clásica sedación analgésica que actúa en el sistema nervioso central como relajante y ansiolítico (por ejemplo con benzodiazepinas como el Diazepam o el Midazolam), como con la más moderna tecnología de sedación consciente con Óxido nitroso – N 2 (també llamado protóxido de Nitrógeno). Esta sedación permite que el paciente entre en un estado de relajación absoluta que le evita el sufrimiento y facilita el tratamiento.

9

Sensibilidad, destreza, paciencia y voluntad de satisfacer

Seguramente lo más importante junto con la consideración del miedo y la ansiedad dental. Es más, sin estas cualidades y actitudes de servicio al paciente, la atención médica no tendría gran parte de su función humana. Dicho de manera sencilla, quien se dedique a mejorar la vida de los demás debe querer, saber y poder hacerlo. Parece obvio, pero todos conocemos a ciertos académicos que trabajan sólo atendiendo a sus intereses y descuidando totalmente al paciente. En Sanz Clínica Dental, para quien no nos conozca, contamos con una larga tradición en lo que podríamos llamar atención odontológica psico-emocional ¿qué quiere decir esto? Pues que no sólo hacemos excelentes tratamientos en la boca, sino que nos esforzamos para que tus necesidades queden totalmente satisfechas, lo que exige primeramente la identificación de las mismas. O sea, sin saber qué quieres no podemos dártelo, de manera que para saberlo necesitamos observarte, escucharte, comprenderte y atenderte. Sólo entrando en tu mente podremos ofrecerte lo que deseas.

Por lo tanto, la ansiedad y el miedo al dentista se deben combatir con normalidad y con absoluto respeto por parte de los profesionales. El dentista debe adaptarse al paciente y nunca a la inversa. Es más, podemos decir que el paciente debe sentirse totalmente comprendido y respetado para que el tratamiento pueda iniciarse.

 

La Dra. Sanz es conocida por tener esta humildad, cercanía, sensibilidad y destreza en el trato con los pacientes que exigen las situaciones más complejas. Innumerables pacientes han venido con nosotros debido a las dificultades que habían presentado a otros centros, siendo capaces posteriormente ser sometidos al tratamiento deseado dejando atrás el miedo y la ansiedad dental.

Psicólogo y gerente de la clínica dental
Formado en Psicología, Sexología, Terapia de Parejas y Gestión de personas y Equipos, Xavier Rodríguez es el director y arquitecto del actual modelo en odontología psicoemocional de Sanz Clínica Dental.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Formulario Lateral CAT
close slider

Demana cita amb nosaltres

Tractament:

Formulario Lateral
close slider

Pide cita con nostros

Tratamiento: