Los brackets corrigen diversos problemas dentales, como la maloclusión, los dientes torcidos o los dientes apiñados. Y como es un tratamiento que se lleva a cabo durante meses o incluso años, los dientes se mueven lentamente a su posición correcta. Por ello, y para que el tratamiento siga progresando, se debe realizar un ajuste de brackets de manera regular.

Las citas regulares para ajustar los brackets son muy importantes para que el tratamiento proporcione los resultados deseados. Te explicamos el motivo a continuación y todo lo que necesitas saber sobre el ajuste de los brackets.

Ajuste de brackets como es

¿En qué consiste el ajuste de los brackets?

Cuando se llevan brackets es importante visitar al dentista cada pocas semanas para realizar los ajustes necesarios que permitan que el tratamiento avance correctamente. Durante estas citas, el ortodoncista verifica los dientes y la cantidad de presión que los brackets ejercen sobre ellos.

A medida que los dientes se mueven y la tensión disminuye, los frenos de los brackets pierden efectividad. Por eso, en cada visita, el ortodoncista aprieta los alambres, resortes y/o bandas elásticas para aumentar la tensión y permitir que el tratamiento siga adelante.

El ajuste de los brackets se hace para garantizar que los dientes se mueven de forma efectiva ya que, a medida que se recolocan, los alambres que unen los brackets pierden presión. Así, con el ajuste de brackets se consigue que no se deje de aplicar una presión suficiente para mover los dientes en la dirección correcta.

Ajuste de brackets como es

Cada cuánto tiempo se ajustan los brackets

Los brackets deben ajustarse cada cuatro a diez semanas, dependiendo de la etapa de tratamiento en la que se encuentre el paciente,.

¿Duele ajustar los brackets?

El ajuste de los brackets puede originar dolor y molestias durante los primeros días. Sin embargo, no debería ser una molestia tan severa como la que se siente cuando se colocan los brackets por primera vez. Al cabo de unos días, la molestia y el dolor desaparecerán paulatinamente.

Remedios para suavizar el dolor al apretar los brackets

Si el dolor o la molestia produce mucha incomodidad, la toma de un analgésico debería ser suficiente para controlar el dolor. También se puede recurrir a alimentos blandos para paliar la incomodidad durante las comidas y aplicar hielo en la parte exterior de la mandíbula y en la parte inferior de las mejillas para disminuir una posible inflamación y aliviar las molestias.

Beber agua helada también puede ayudar a adormecer las encías doloridas y reducir la inflamación. En el raro caso de que el dolor no mejore después de unos días, es importante acudir al dentista para corroborar que el tratamiento avanza correctamente.

¿Quieres más información?

Si tienes alguna duda sobre cualquier tratamiento dental escríbenos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Formulario Lateral ES
close slider

    Pide cita con los mejores especialistas

    Apostamos por la calidad y contamos con las últimas tecnologías en odontología.

    Tratamiento: